Izertis

Ventajas de la transformación digital en el sector salud

La transformación digital en el sector de la salud es sin duda uno de los grandes desafíos del futuro más próximo.

Las ventajas que aportará la medicina digital permitirá, no sólo que el paciente se convierta en el principal beneficiario de las acciones derivadas de la misma, obteniendo un cuidado mucho más personalizado basado en el valor, sino que el trabajo de los profesionales médicos, también se verá recompensado al poder ofrecer resultados diagnósticos más exactos y tratamientos integrales más adecuados.

Otras de las ventajas que ofrecerán las tecnologías disruptivas especializadas en el cuidado y bienestar del paciente es que posibilitarán el intercambio de información en tiempo real entre médico-paciente, permitiendo interactuar juntos de forma más personalizada y constante durante todas las etapas, es decir, desde la prevención hasta el diagnóstico y el tratamiento o que se reduzcan significativamente los errores médicos. Se trata, por tanto, de ofrecer una atención médica basada en el valor pero ¿cómo se consigue?, ¿qué herramientas y tecnologías son necesarias?

El papel de la Historia Clínica Electrónica (EHR)

A través de la historia clínica informatizada se podrán reunir y documentar en una base de datos electrónica los tratamientos realizados y sus resultados de una forma más estructurada. Además de la documentación, el EHR permitirá también acceder más fácilmente y de forma estandarizada a los informes clínicos de los pacientes, así como a las herramientas que analizan dichos datos.

Además de los tratamientos, también será necesario, a la hora de prestar una excelente atención médica al paciente, que los resultados de los tratamientos puedan ser cotejados y evaluados a su vez, por otras organizaciones nacionales e internacionales con el objetivo de enriquecer y completar la información obtenida de los datos.

Para logar resultados fiables es importante planificar y ejecutar muy bien la asistencia sanitaria y hacerlo a través de normas. En ese sentido, la utilización de la historia clínica informatizada será una herramienta esencial que favorecerá la planificación, implementación y ejecución de estándares en la prestación del servicio médico.

Desafíos clave: Transformación digital e innovación

Aunque contar con una historia clínica electrónica puede satisfacer y cubrir muchas de las necesidades actuales que tienen tanto el paciente como el profesional sanitario, eso no es suficiente. Para conseguir resultados más integrales es fundamental acometer también otros cambios más profundos que implican reformular la forma de trabajar del sector de la salud. La clave de toda esa restructuración está en la transformación digital y la innovación, un reto fundamental que implica tanto ajustar y mejorar los procesos de la asistencia sanitaria como transformar todo el sistema, adaptándolo a los nuevos tiempos a través de innovaciones continuas.

Por tanto, la historia clínica electrónica, la transformación y la innovación son probablemente los desafíos más grandes a los que se enfrentarán las organizaciones que ofrecen cuidados médicos, pues les permitirá colaborar mejor y a ofrecer nuevas formas de prestar servicios de salud. El EHR por su parte, deberá proporcionar la flexibilidad y la plataforma tecnológica necesaria que permita a los proveedores de atención médica transformar e innovar continuamente.

Las organizaciones de salud por tanto, se verán obligadas a introducir innovaciones profundas y de forma inmediata. Y para apoyar a estos cambios, los EHR serán un factor fundamental, ya que permitirán a los profesionales de la salud a colaborar de manera más sencilla e intuitiva.

Conclusión

Además de la implantación tecnológica, la transformación de la atención sanitaria basada en el valor implicará también un cambio en la cultura empresarial. De la misma manera, los EHR y las modificaciones continuas en los procesos permitirán ofrecer mejores resultados y servicios más personalizados a los pacientes.