Miguel Ángel Acero Álvarez Head of Digital Transformation & Industry 4.0

Las empresas energéticas ante el reto de la transformación digital

Muchos de los cambios en el sector de la energía son causados por actores que no son compañías tradicionales de energía. Estos nuevos y ágiles participantes en el mercado están repletos de ideas e innovaciones para acelerar la agenda de descarbonización.

El crecimiento de este tipo de compañías viene originado por una estrategia customer centric, orientada a transformar el modo en el que se están prestando los servicios por parte de las empresas más tradicionales. Acostumbrados al nivel de servicio que experimentan en otras industrias, los clientes exigen más de sus compañías de energía. Esta tendencia es más intensa con la generación millenial, en comparación con otros grupos de edad, que muestra una mayor preferencia por las interacciones con teléfonos inteligentes y está más influenciada por las revisiones en línea, las recomendaciones de los pares y las comparaciones de precios / productos.

Adicionalmente, cada vez más consumidores de electricidad se están convirtiendo en productores ("prosumidores"), cambiando así radicalmente el modelo tradicional de suministro de energía. Los clientes encuentran cada vez más factible desconectarse de las compañías de energía tradicionales para generar, almacenar y vender su propia energía. Se espera que estas tendencias continúen a lo largo de la próxima década, ya que la energía autogenerada alcanzará la paridad de costos con la electricidad suministrada a la red a partir de 2021. Esto hace que la posibilidad de independencia de la red esté al alcance de aún más consumidores. 

Competir y generar nuevos modelos de negocio en un entorno digital

Estas condiciones del mercado promueven que las empresas energéticas más tradicionales asuman la necesidad de un proceso de cambio, se cuestionen el modo en el que están prestando servicios a sus clientes y vean en la transformación una gran oportunidad para desplegar proyectos tecnológicos que ataquen el core de su negocio. Adicionalmente los avances tecnológicos pueden aportar una gran oportunidad de diversificación del modelo de negocio, como por ejemplo puede ser el vehículo eléctrico, en donde de forma general se están explorando posibilidades para explotar el uso de este tipo de vehículos. También tienen la oportunidad de identificar buenas prácticas de prestación de servicios que se están desplegando en otros sectores como el bancario, como pueden ser la identificación por selfie, el on boarding digital avanzado, etc. Por ello, sobre la mesa de todas estas compañías está la siguiente pregunta: ¿Qué iniciativas digitales y cómo debo desplegar para alcanzar la transformación digital?

Iniciativas digitales para alanzar la transformación digital

Para dar respuesta es esencial conocer qué pueden aportar las diferentes tecnologías habilitadoras al negocio energético. 

  • Analítica avanzada. Es posible mejorar la experiencia de los usuarios gracias a la provisión de plataformas digitales para una visualización fácil y comprensible de datos de consumo de energía agregados (mensuales o bimensuales), costes, comparativa de datos (histórico y entre pares), lo que brinda a los consumidores puntos de referencia útiles para adaptar su comportamiento y adicionalmente provisión de consejos eficientes a medida para reducir el uso de energía y el costo.
  • Inteligencia Artificial. Los algoritmos de Inteligencia Artificial (IA) permiten gestionar de forma eficaz redes eléctricas diseñadas para la prestación de servicio de carga. Así, por ejemplo, se pueden predecir patrones de comportamiento en, por ejemplo, una noche de lunes a viernes en 2025, cuando millones de conductores de vehículos eléctricos llegan a sus casas y ponen sus vehículos a cargo. También se pueden utilizar algoritmos inteligentes para comprimir, analizar y monetizar las enormes franjas de datos que se mueven a través del ecosistema energético.
  • Blockchain. Esta tecnología que facilita la desintermediación puede ser aplicada a procesos como el cobro de la factura energética, la compraventa de certificados energéticos o la manera en que los prosumidores interactúan con la red eléctrica. Gracias a su implantación se puede conocer el detalle de los datos de energía y su procedencia de forma fehaciente, intercambiar energía de forma óptima o impulsar medidas para incentivar el consumo y generación de energías renovables. Así, blockchain jugará un papel primordial en los procesos de certificación y trazabilidad de la energía, el trading mayorista, la información de eventos en redes de distribución, la gestión de los picos de consumo y la gestión del autoconsumo.
  • 5G. Esta red de comunicaciones 10 veces más potentes que la red 4G permite una mejor gestión de servicios/conexiones en tiempo real, lo cual por ejemplo facilita a las empresas energéticas la realización de mantenimiento predictivo en tiempo real de dispositivos remotos (generadores eólicos, placas solares, centrales térmicas, sondas medioambientales, maquinas industriales, etc.).

Estas tecnologías juegan un papel clave en un mundo en el que las empresas buscan constantemente soluciones tecnológicas que ayuden a aumentar la eficiencia y reducir los costos; mientras que, por otro lado, los consumidores están más informados acerca de dónde proviene la energía. Por ello las empresas energéticas deben maximizar el valor de su ecosistema digital involucrando más a sus clientes a través de aplicaciones móviles y plataformas de redes sociales, así como portales de autoservicio y chatbots

La evolución de los sistemas de movilidad y transporte también obligarán a cambiar el modelo de negocio, puesto que actualmente no es posible identificar todos los consumos eléctricos que tiene una persona independientemente de dónde se conecte a la red eléctrica y centralizarlos en un solo contador o factura, pero ante la exposición de los vehículos eléctricos será de gran interés para el consumidor contar con un factura centralizada independientemente de la localización de los puntos de recarga a los que ha conectado su vehículo. 

Conclusión

Ante este entorno lleno de retos y oportunidades las compañías de energía necesitan una estrategia dual que se centre en las necesidades diarias del negocio actual, mientras que innovan para el futuro sacando el máximo partido de las oportunidades que para su negocio aportan las tecnologías habilitadoras. Si deseas profundizar como abordar el proceso de transformación digital, contamos con expertos que te ayudarán.