Izertis

¿Por qué la Inteligencia Artificial revolucionará la atención sanitaria?

En la actualidad, la Inteligencia Artificial es el avance tecnológico más revolucionario y en el que más expectativas de futuro hay puestas para conseguir dar una vuelta de 180 grados al sector sanitario.

Cada día surgen nuevas tecnologías que ayudan a las personas a simplificar los procesos administrativos y clínicos de atención médica, a mejorar las pruebas diagnósticas y las tecnologías operativas. Para entender la importancia creciente que está teniendo la IA aplicada al ámbito de la salud, en este post analizaremos algunas de sus soluciones.

¿De qué forma puede la IA mejorar la atención médica?

Gracias a la implantación de la Inteligencia Artificial se conseguirá aumentar la productividad y eficiencia de los profesionales médicos, mejorar la calidad de vida de los pacientes y de paso ahorrar costes a la Sanidad Pública. Pero ¿qué tipo de aplicaciones médicas harán esto posible? Echemos un vistazo a algunos ejemplos.

1. Análisis automatizado de imágenes

La IA ha demostrado su eficacia en el análisis de imágenes, al ser capaz de marcar de forma rápida y precisa anomalías específicas durante las revisiones radiológicas. Este tipo de análisis automatizado consigue encontrar y combinar nódulos pulmonares concretos, por ejemplo en imágenes de tomografía computarizada de tórax, entre un 62% y un 97% más rápido que haciéndolo a través de un panel radiológico. Por tanto, la eficiencia de la inteligencia artificial lograda en el análisis de imágenes implica, no solo ganar tiempo, para que el radiólogo pueda centrarse en profundizar sobre aquellos casos que requieran más atención sino que también supondrá generar ahorros anuales de aproximadamente 3.000 millones de dólares en EEUU.

2. La cirugía robótica asistida

En la cirugía ortopédica, la robótica asistida por la IA puede analizar datos de registros médicos pre operatorios para guiar al cirujano en tiempo real durante una operación. También puede usar datos de experiencias quirúrgicas reales para informar de nuevas técnicas. A través de la inteligencia artificial, se logrará reducir hasta cinco veces más, los errores y complicaciones quirúrgicas frente a las operaciones en solitario, además de disminuir hasta en un 21% la estancia hospitalaria de los pacientes tras una intervención.

3. Determinar la dosis de fármaco correcta

Las técnicas de Inteligencia Artificial también se están aplicando para subsanar errores de dosificación en fármacos. Este tipo de fallos representan al menos el 37% de todos los errores médicos prevenibles, de ahí la importancia de encontrar en esta tecnología la solución a tan grave problema. Una respuesta esperanzadora fue la hallada en 2016, cuando mediante un ensayo innovador en California se descubrió que una fórmula matemática desarrollada con la ayuda de IA había determinado la dosis correcta de fármacos inmunosupresores para pacientes con órganos trasplantados.

Conclusión

La Inteligencia Artificial aplicada al sector de la salud podrá conseguir mediante la computación, analizar y entender la información que arrojen los datos, tomar decisiones basadas en los mismos, recomendar acciones e incluso aprender de la experiencia adquirida. Sin duda, el gran potencial de la IA conllevará un sinfín de ventajas, que no solo lograrán mejorar los resultados de los diagnósticos y la calidad de vida de los pacientes, sino que además reducirán el alto coste de los tratamientos y eliminarán los procesos hospitalarios innecesarios.

Pero esto es solo el principio pues la Inteligencia Artificial tiene un futuro prometedor que aspira a través de la transformación digital cambiar por completo el modelo sanitario actual para beneficiar y dar un papel protagonista al paciente.