Alberto Cuetos González Consultor de innovación

¿Cómo construir tu plan de transformación digital con Design Thinking?

Un plan de transformación digital de una empresa incluye múltiples actuaciones y proyectos que afectan a uno o varios de los departamentos y procesos de las empresas.

Durante la etapa de diagnóstico, en la que la empresa comienza a descubrir una multitud de posibles actuaciones, es muy interesante recurrir a dinámicas de Design Thinking para construir el "road-map", es decir, la arquitectura de esos elementos priorizando los que más interés o impacto poseen. A continuación, os presentamos dos técnicas muy útiles y que Izertis emplea con sus clientes en sus proyectos de transformación digital.

1. Card-Sorting

Card-Sorting es una dinámica que se aplica cuando ya se han realizado anteriormente otras dinámicas de creatividad que han dado como resultado, tras un periodo de ideación, multitud de opciones o ideas de posibles actuaciones para la transformación digital. En este momento, se necesita priorizarlas y agruparlas de modo que su conjunto pueda definir la "arquitectura" o "road-map" de su transformación digital. Esta técnica se basa en dos elementos principales:

  • Las cartas. que configuraremos con todas las ideas de partida.
  • El lienzo o mapa. Sobre él iremos posicionando dichas cartas. El diseño del lienzo, en este caso, puede ser una serie de cuadrantes en los que ubicar las principales líneas estratégicas de la compañía y que permita agrupar y priorizar.

En la práctica, el ejercicio de card sorting se fundamenta en generar varios equipos con los participantes e ir pidiendo a dichos equipos que ubiquen las diferentes ideas en los cuadrantes que ellos consideren apropiados. Y, a su vez, vayan ordenándolos por prioridad o importancia. Por lo general, se pueden agrupar en 3 categorías:

  • Seleccionados principales.
  • Más importantes.
  • Menos importantes.

Como resultado, al finalizar el ejercicio, se habrán obtenido 2 o más visiones (depende del número de equipos) sobre cuáles son las principales ideas y su importancia. Algunos consejos adicionales para llevar a cabo una buena dinámica de card sorting son:

  • Limitar el número de cartas. Entre 30 o 50 suelen ser suficientes. Incluye numeración para una referencia rápida.
  • No incluir las ideas de forma secuencial. Intenta que conceptos o ideas similares no sean números consecutivos de las cartas.
  • Ofrecer comodines. Deja varias cartas en blanco para que los participantes puedan incluir nuevos conceptos si surgen durante la sesión.

2. El mapa mental

Un complemento perfecto al ejercicio anterior es el mapa mental. Se trata de una representación pictórica de las relaciones y aspectos críticos de los conceptos seleccionados. De este modo se puede observar de un solo vistazo los puntos clave de un conjunto de proyectos y cómo se interrelacionan. Continuando con el caso que nos ocupa, vemos a continuación cómo aplicarlo para la definición de nuestro plan de transformación digital.

Recordemos que en el ejercicio anterior obtuvimos una serie de elementos principales. Ahora, los participantes, parten de esos elementos principales y deben empezar a generar ramas para definir los aspectos críticos de dicha actuación, el valor para la compañía, los recursos que necesitarían, etc…

A su vez, los conceptos encontrados se pueden subdividir en ramas adicionales llevándonos a un análisis profundo de cada concepto. Repitiendo el proceso para el resto de actuaciones principales, se obtienen el resto de ramas principales y secundarias, dando como resultado el mapa mental completo. Algunos consejos para ejecutar el mapa mental serían:

  • Usar papel o lienzo. Aunque hay programas informáticos que nos permiten crear mapas mentales, es mejor para la dinámica de grupo trabajar con elementos físicos.
  • Animar a los equipos a que utilicen líneas curvas. Este tipo de conexiones ofrecen una mejor visual y comprensión además de generar menos ansiedad que las líneas rectas.
  • Darles herramientas para crear líneas de diferentes colores. Anímales a que incorporen solo palabras clave o, mejor aún, dibujos.

Equipos y arquitecturas convergentes

El último paso, es combinar los hallazgos de los diferentes equipos. Del mismo modo que si se les pidiese a tres personas diferentes que diseñen una casa, nos vamos a encontrar con varias visiones diferentes por equipo. Así que es muy importante, tras el taller (o al final del mismo con los participantes), realizar un análisis de los diferentes enfoques de cada equipo y buscar puntos comunes y convergentes.

Como resultado final se habrá obtenido una primera visión del road-map para la transformación digital en el que se habrán detectado las acciones o ideas de mayor valor y priorizado las mismas para construir dicha hoja de ruta.