Miguel Ángel Acero Álvarez Head of Digital Transformation & Industry 4.0

8 tendencias tecnológicas clave para la gestión de personas

El mundo empresarial está inmerso en un intenso proceso de transformación digital que aborda grandes retos tecnológicos y de negocio, pero también a nivel de cultura empresarial, organizativo y de liderazgo.

Es un proceso esencial para la viabilidad y mejora competitiva de cualquier empresa. Como trasladamos en un artículo anterior de nuestro blog, es necesario que el departamento de RRHH actúe como líder y acelerador de los cambios que supone el despliegue de una estrategia de transformación, puesto que debe estar centrado en las personas.

Estrategias para atraer el mejor Talento a tu empresa

De otra mano, en el mercado laboral actual las compañías compiten para atraer al mejor talento y mantener a los mejores empleados, para lo cual, desde los departamentos de RRHH trabajan en la construcción de experiencias para el empleado más holísticas y centradas en él (employee experience), donde la tecnología juega un rol esencial para conseguirlo.

El despliegue de una estrategia de transformación tiene que tener muy en cuenta aspectos tecnológicos y estratégicos que se describen a continuación:

  • Construcción de una hoja de ruta. La base del proceso de cambio debe basarse en un nuevo rol del área de RRHH para alinear los retos empresariales con los retos tecnológicos y asumir un liderazgo motivado por la transversalidad del área en cualquier compañía. Para ello es necesario abordar de un modo estratégico una hoja de ruta de transformación específica para el área, que incluya las líneas de acción, objetivos y proyectos a desplegar. Este documento será la base para la transformación de los modos de trabajo tradicionales en los departamentos de RRHH y para evolucionar hacia una compañía conectada, colaborativa, innovadora y ágil.
  • Entorno de trabajo digital. Un aspecto que debe estar recogido en la hoja de ruta es que los espacios de trabajo están avanzando hacia formatos y canales digitales, que facilitan modos de trabajo co- creativos y colaborativos, aumentando la productividad de las empresas. Bajo este enfoque, además de la infraestructura y software que posibiliten un modo de trabajo, donde la conciliación y la experiencia satisfactoria son claves, también es imprescindible una apuesta por espacios corporativos digitales sociales e interactivos, para acceder de forma fácil al conocimiento y desde cualquier dispositivo. Herramientas que impulsan también un nuevo modo de comunicación interna y de nuevas formas de interacción, que ayudan por ejemplo a la ruptura de silos y jerarquías (un aspecto clave en un proceso de transformación digital).
  • Competencias Digitales (Digital Skills). Los retos que supone la implantación de tecnología en las empresas implica la necesidad de que el área de RRHH trabaje en una doble vertiente: mejora de competencias del empleado e incorporación de perfiles con competencias digitales. En el primero de los casos es necesaria la realización de una evaluación de competencias digitales del conjunto de la empresa para, tras sus resultados, diseñar un plan de capacitación de competencias digitales que sirva para maximizar el impacto del despliegue del Plan de Transformación global. En el segundo de los casos es necesario incorporar estas nuevas competencias a las necesidades de los perfiles de próxima incorporación, pero también trabajar en nuevos modos de captación del talento que faciliten el acercamiento a espacios (universidades, centros de investigación, espacios de coworking, etc.) en donde reside el talento con competencias digitales.
  • Nuevo enfoque en el modelo de relación con el empleado. Un proceso de transformación digital impulsa una orientación hacia una relación digital con el empleado (pero también con los candidatos a formar parte de nuestra empresa). Para progresar en un modelo de cambio es necesario desplegar herramientas y soluciones diseñadas para monitorizar y medir la experiencia del empleado en su puesto de trabajo (o del candidato en su proceso de selección) El objetivo: identificar aspectos de mejora para incrementar el talento en la empresa.
  • Herramientas para evolucionar hacia una empresa ágil. Un proceso de transformación está íntimamente ligada a la necesidad de construir una empresa con una alta flexibilidad y capacidad de adaptación al entorno global y competitivo en el que estamos inmersos. Aquí, soluciones para la automatización digital eliminan la necesidad de la participación humana para muchas funciones de menor valor, posibilitando la dedicación a otras tareas más importantes. Esta es una reorientación que no es meramente digital, sino que implica cambios culturales y organizativos, así como la implementación de metodologías ágiles e innovadoras (design thinking, lean, etc.). Un cambio donde el área de RRHH juega un papel indispensable gracias al diseño de una estrategia que posibilite un nuevo liderazgo, un nuevo proceso de gestión del talento y competencias, nuevas formas de interacción o la reorganización de roles.
  • Creación de marca para captación digital. Los entornos digitales han cambiado el modo en que incide la comunicación en el posicionamiento de la empresa, por lo que otro elemento esencial de la estrategia de RRHH es construir una propuesta de valor que sea el punto de partida para desarrollar una estrategia digital de employer branding, en la que es necesario poner en marcha iniciativas para convertir a los empleados en los mejores embajadores digitales de la empresa y así cautivar al mejor talento.
  • Estrategia data-driven. La analítica tiene un enorme potencial evolutivo que facilita obtener información de valor e indicadores para la acción, a través de la analítica de datos, aplicada a la gestión de las personas (People Analytics). Para ello es básico tener una visión data-driven que impulse una serie de procesos para la recopilación, análisis, procesamiento, predicción y toma de decisiones estratégicas, centrada en los datos generados y almacenados desde el área de RRHH.
  • Madurez de soluciones tecnológicas innovadoras. De forma habitual se están incorporando diferentes tecnologías como IoT, Realidad Virtual o Inteligencia Artificial, a diferentes procesos muy relacionados con el área de RRHH. Así, la realidad virtual ya está siendo utilizada para enriquecer las actividades de formación y para mejorar los procesos de incorporación a un puesto de trabajo. Los wearables ya están siendo aplicados para aumentar la seguridad en entornos laborales de riesgo o para predecir situaciones de estrés. La Inteligencia Artificial (IA) está siendo utilizada para presentar de un modo más personalizado información para el empleado o para facilitar la interacción continua con él. También una tecnología disruptiva como blockchain ha empezado a utilizarse para la creación de identidades digitales como competencias acreditadas o para la generación de contratos laborales inteligentes, adaptados a nuevas formas de relación contractual que se están produciendo en el mercado.

Conclusiones

Estas tendencias están marcando una evolución del área de RRHH, pasando de una funcionalidad básica de administración de beneficios, reclutamiento, tiempo y asistencia, desarrollo profesional y otras características estándar. Para ello tienen a su disposición numerosas soluciones que ayudarán a este proceso ya que, en los últimos años, los sistemas de gestión de recursos humanos digitales se han vuelto altamente funcionales, lo que hace que la experiencia de gestión de personas sea más productiva.

En Izertis creemos en la importancia vital del área de Recursos Humanos como pieza clave en los procesos de transformación y que, por tanto, deben dar el paso para el diseño de su estrategia. ¿Deseas arrancar ya el proceso? ¿Tienes dudas de cómo abordarlo? Ponte en contacto con nuestros expertos en Transformación Digital y cuéntanos tu necesidad.